CdL: La cuerda es el mundo (China Miéville)

Reanudamos la información sobre nuestro pequeño club de lectura.
En nuestra próxima reunión, el día 4 de octubre, comentaremos un relato de un autor que ha sido solicitado insistentemente por uno de nuestros miembros. Para ti, Ángel:

La Cuerda es el mundo
de China Miéville
(The Rope is the world, 2010; Terra Nova 3-Antología de ciencia ficción contemporánea).

A disfrutarlo.

Jugando con los más peques

Pues despedimos el verano con una tarde de juegos con los más peques del club.
Este domingo tuvimos el gustazo de jugar una partida a Icons donde un grupo de tres valientes y superheróicos preadolescentes impidieron el atraco al First National Bank usando su astucia (y sus poderes, por supuesto), todo ello dirigido con maestría por Salva, nuestro master de supers.
Mientras tanto, en el área infantil se divertían con algunos juegos de mesa (Animalea, Story Cubes ¡y hasta un Twister!) mientras nuestra querida Aldaranae preparaba el plato fuerte del menú.
Una vez estuvo todo listo una banda de tres Pequeños Detectives de Monstruos desentrañaron varios enigmas, descifraron las pistas y localizaron y capturaron al Monstruo de los Secretos.
La experiencia les gustó tanto que después tuvimos que improvisar varios monstruos más. Una gozada, vamos.
De hecho, estamos deseando repetir la experiencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mañana movidita

Hola.
Menuda mañana llevo. Déjame que te lo cuente. Empezaré por el principio.

Anoche estábamos en lo de Mac haciéndonos unas cervecitas cuando apareció una tía de lo más estirada. Después de un rato mirándonos se nos acercó y se sentó con nosotros en plan «me han dicho que tengo que hablar con vosotros».
Intentamos ser amables. De verdad que lo intentamos, pero era un témpano.
El caso es que por lo visto su hermana pequeña había desaparecido y le habían dicho que nosotros podríamos encontrarla. ¿Le habían dicho? ¿Quién?
Bueno, como sea. Esa noche estábamos Jack, Moira y la señorita Pettiwhisker, en su forma menos… humana.
Por lo visto era una super-abogada y nos ofreció una cantidad considerable de dinero. Cuando alguien ofrece tanta pasta es porque o es tonto, o es ilegal, o tiene algo que ocultar. Y esta tía no parecía tonta, no sé si me entiendes.
Evidentemente, aceptamos. No podemos permitir que una niña sufra ningún mal en este mundo oscuro. El montón de billetes ayudó, pero principalmente fue por eso de ser buenas personas.

Pasamos el resto de la noche dando vueltas por la universidad donde estudiaba la chica. Yo ya había estado por allí con Jack en otra movida que tuvimos una vez. Y fue una visita completamente inútil. Lo único que averiguamos es que Maddy, que así se llama la chiquilla, probablemente se había fugado con su novio, un hillbilly de nombre Jonah.

Esta mañana temprano hemos ido a la granja de los Call, la familia del tal Jonah y la verdad es que nos ha dado mal yuyu. Hemos seguido hasta la granja de los vecinos para preguntar y hemos hablado con los McAllister, unos granjeros muy simpáticos que tenían un cerdito muy gracioso. Nos han permitido dejar el coche allí y hemos ido andando a la granja de los Call. Visto en retrospectiva, quizá no haya sido la mejor de las ideas y quizá, sólo quizá, eso les haya costado la vida… pero me estoy adelantando.

Como decía volvemos caminando y llegamos hasta una estructura medio derruida que nos había llamado la atención al pasar. ¿Y qué crees que encontramos allí? ¡Exacto! A Maddy atada a una viga de madera.

La sacamos de allí y nos alejamos un poco, internándonos en el bosque mientras Jack iba a por el coche. Aquí es dónde la cosa se pone un poco fea. Jack llega a la granja y se encuentra a los encantadores ancianos descuartizados. Yo intento cubrirnos con un velo y fallo; y algo mareado intento averiguar algo de la construcción derruida. Y aparecen dos garrulos armados con escopetas y me dejan ko. Y cuando me despierto estoy atado a la misma maldita viga que estaba Maddy, así que le pido ayuda a Él. Y me la ofrece a cambio de matar, sí matar, a seis cambiantes. Y yo le digo «No puedo con seis yo solo». Y me contesta «Pues que te ayuden tus amigos». Y me desata. Y allí que voy yo…
Cuando salgo me encuentro que mis colegas están liados no con seis, sinó con docena y media de hombres lobo. En serio, hombres lobo.

El caso es que cuando casi los teníamos aparecen Jack y Debbra, la abogada, armados con balas de plata. Eso ha molado. Y yo me ayudé de un chavalín que se habían merendado los garrulos cambiaformas a cambio de liberarlo de todo eso del limbo. Una liada.
Y la cosa fue a peor cuando tanto la niña como la abogada se transformaron también. ¿Puedes creerlo? ¡Todo el mundo era un maldito hombre lobo! Y luego el raro soy yo…
Al final conseguimos darles bambú a los lobos y tranquilizar a la chiquilla. Bueno, no le dimos bambú a todos los lobos, dejamos al joven Jonah, que parecía buen chaval.
Después de organizarlo todo liberé al chavalín que me había ayudado y, supongo, que a otros, porque hicimos una limpieza completa. Lástima de los McAllister. Quizá debería ir a ver si necesitan ayuda, que les ayude a cruzar o algo…

¿Cómo? Ya, supongo que cuesta creer algo así. Jajaja.
Bueno… verás… sí… La parte de lo de Mac es cierto. Me acosté realmente tarde y me he dormido. ¿Mejor así? Perfecto… Pues vamos a comer. Tú invitas.

– Remy E. LeNoir
[Brujería]

Tienes que leer: Elantris, de Brandon Sanderson

Título: Elantris

Autor: Brandon Sanderson

Título original: Elantris

Año de publicación: 2005

La ciudad de Elantris, poderosa y bella capital de Arelon, había sido llamada la ‘ciudad de los dioses’. Antaño famosa sede de inmortales, un lugar repleto de poder y magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora sólo acoge a los nuevos ‘muertos en vida’ postrados en una insufrible ‘no-vida’ tras una misteriosa y terrible ‘transformación’. En un único volumen, una maravillosa historia de la moderna fantasía en que la política, el amor y, también, la religión desempeñan un papel extraordinario.

https://www.entrelectores.com/libros/brandon-sanderson/elantris-brandon-sanderson